Aísla China 11 barrios de Pekín tras brote de COVID-19 en mercado

Varias decenas de habitantes de Pekín dieron positivo al nuevo coronavirus, lo que confirmó la existencia de un nuevo foco de infección en la capital china, donde se ordenó un confinamiento de urgencia en once vecindarios.

Estos nuevos casos hacen temer una reaparición de la epidemia en China, tras su aparición en la ciudad de Wuhan a finales del año pasado.

Las autoridades lograron luego mantener al covid-19 bajo control gracias a estrictas medidas de confinamiento.

Estas medidas fueron levantadas a medida que el número de contagios remitía, y la mayoría de los casos reportados en los últimos meses eran ciudadanos que vivían fuera del país y que eran sometidos a pruebas al regresar a casa durante la pandemia.

China ha registrado oficialmente 4 mil 634 muertes por covid-19, que ha causado 425 mil muertos en todo el mundo.

Otro mercado en la mira
Los 11 barrios residenciales en el sur de Pekín están confinados tras el reporte de nuevos casos de coronavirus, vinculados a un mercado local de carnes y pescados, según anunciaron el sábado fuentes municipales.

Hasta el momento, siete casos han sido relacionados con el mercado de Xinfadi, seis de ellos confirmados el sábado.

Nueve escuelas y jardines de infantes en esa zona de la capital china fueron cerrados.

Pero otros 45 casos, asintomáticos, han sido detectados tras realizarse test el viernes a unos 2 mil empleados del mercado, indicó un responsable de salud de Pekín, Pang Xinghuo.

Primer caso en dos meses
Un primer caso de covid-19 en Pekín en dos meses había sido anunciado el jueves.

Se trató de una persona que había visitado el mercado de carne de Xinfadi la semana pasada y no había salido de la ciudad.

Entre los seis nuevos casos anunciados el sábado hay tres trabajadores del mercado Xinfadi, un visitante del mercado y dos empleados del Centro de Investigación de la Carne, situado a siete kilómetros de distancia. Uno de los empleados había visitado el mercado la semana pasada.

Las autoridades cerraron el mercado, así como otro mercado de mariscos que había visitado uno de los pacientes, para desinfección y recabar muestras el viernes.

Periodistas vieron este sábado a centenares de policías cerca de los dos mercados.

Responsables del distrito de Fengtai anunciaron el sábado que implementaban un «dispositivo de tiempo de guerra» para hacer frente a los nuevos contagios.

El sábado por la mañana, voluntarios iban de puerta en puerta en varios distritos de Pekín, preguntando a sus interlocutores si habían acudido recientemente al mercado de Xinfadi.

Y las autoridades anunciaron además la próxima organización de test a gran escala para cualquier persona que hubiera estado en «estrecho contacto» con el mercado de Xinfadi desde el 30 de mayo.

No más salmón
El viernes, las autoridades de Pekín habían postergado la vuelta a clase de los alumnos en las escuelas de primaria de la ciudad, y suspendieron todas las actividades deportivas.

Este sábado fueron suspendidas las visitas a la capital china de grupos procedentes de otras provincias.

El presidente del mercado de Xinfadi dijo a Beijing News que el virus había sido detectado en láminas que servían para cortar el salmón importado.

Grandes cadenas de supermercados, como Walmart o Carrefour, suprimieron la venta del salmón en la noche del viernes al sábado en Pekín, e indicaron que otros alimentos no estaban afectados, según el Beijing Daily.

El sábado, varios restaurantes de Pekín dejaron de ofrecer salmón en sus menús, según constó la prensa.

'. $title .''; } if( $images ){ ?>
Advertisements

¡Anímate a comentar!

Comentarios