Home > Noticias Locales > Aparece sana y salva, joven estudiante de bachillerato, tras “caer” en artimaña

Aparece sana y salva, joven estudiante de bachillerato, tras “caer” en artimaña

Desorientada, y con el temor reflejado en la mirada, apareció la joven estudiante de bachillerato Jovana “N”, localizada por elementos de la Policía Estatal, adscritos a la Región  XXIII, luego que permaneció cerca de 24 horas desaparecida, y privada de su libertad mediante una llamada anónima de extorsión, en la que le pedían 300 mil pesos a su familia.

Se informó a NOTIVER que aproximadamente a las 11:40 de la mañana, efectivos del Grupo Motorizado de la Secretaría de Seguridad, asignados a la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, encontraron a la referida muchacha de 20 años de edad, en los momentos que salía del hotel Playa Linda, localizado en la zona norte de la ciudad, y la comunicaron en seguida con su madre.

Al dialogar con la joven, manifestó a los representantes de la ley, que el pasado viernes 28 de diciembre recibió una llamada telefónica a su celular, cerca de las 21:00 horas, indicándole que debía trasladarse a la Plaza Brisas, ubicada en el boulevard Rafael Cuervo y calle Joaquín Perea Blanco de la colonia Astilleros, y de ahí dirigirse al hotel antes mencionado.

Una vez en ese lugar, a las 21:30 horas le ordenaron vía telefónica que se hospedara, tomando la habitación 33, y que avisara que llegarían dos personas de sexo femenino a visitarla, por lo que a los 20 minutos unas mujeres le hablaron por la puerta del cuarto, diciendo una que era la licenciada Margarita “N”, misma que le entregó un chip de Telcel, y unos códigos para que los ingresara.

Así mismo, las féminas le aseguraron que su jefe se comunicaría con ella, y fue hasta las 11:00 de la mañana de ayer 29 de diciembre que regresaron las dos, y le dijeron que esperara diez minutos, y que se fuera del hotel, manifestando su progenitora que personas desconocidas le habían pedido la cantidad de 300 mil pesos para localizar a su hija, mediante una llamada telefónica el día que desapareció.

Alarmada por lo sucedido, y al no tener noticias de la joven, la señora realizó una llamada al número de emergencias 911, tomando conocimiento la Policía Estatal, cuyo personal le asesoró sobre el Modus Operandi de ese tipo de llamadas, ya que luego le solicitaron 200 mil pesos y a lo último la cantidad de cuatro mil pesos, que no depositó como ellos querían.

Cabe mencionar, que Jovana “N” se encontraba en shock al ser localizada por los patrulleros de la SSP, que procedieron a entregarla a su madre, y le recomendaron que acudiera al servicio médico para recibir la debida terapia psicológica.

 

Con información de Notiver.

Advertisements

¡Anímate a comentar!

Comentarios