Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Mata a su bebé y lo esconde bajo el colchón durante 3 días

Mató a su bebé y escondió su cadáver debajo del colchón durante tres días. Hoy, la mujer de 21 años se encuentra en prisión preventiva en la ciudad de Talca, en Chile, acusada de infanticidio.

Fue el pasado 29 de octubre cuando, de acuerdo con el portal Cuatro Noticias, la mujer llegó a una clínica privada con sangrado, provocado por el parto que había tenido recientemente. El equipo sanitario alertó a la Fiscalía y atendió a la joven que había dado a luz de forma precaria.

Al ver que no llegaba con el recién nacido, los equipos de emergencia se trasladaron hacia la vivienda de la mujer, donde encontraron al bebé recién nacido sin vida, debajo del colchón de su habitación. Esto provocó que comenzase la investigación, que desvela que la joven había dado luz unos días antes.

Durante las investigaciones, los agentes dieron a conocer que cuestionaron a los padres de la joven, quienes señalaron que desconocían el embarazo de su hija. Iván Ortiz, jefe de la Brigada de Homicidios, ha asegurado que había píldoras junto al cadáver del fallecido, que eran para provocar el parto y las contracciones.

Se trata de una mujer joven que ya tenía un hijo, de cinco años, y que ocultó su segundo embarazo a los padres, por miedo a que supuestamente la obligaran a abandonar ese domicilio o bien que le prohibieran ver al otro hijo que ella está criando. Ella oculta el embarazo, utilizando ropa ancha y polerones. Y tuvo al bebé en el baño de la casa, ha declarado Ortiz.
Ante la ausencia de asistencia médica para la joven, provocó daños en su organismo por la cual fue obligada a acudir al médico, donde finalmente se descubrió que había dado a luz recientemente.

El bebé era un niño, nacido tras 41 semanas de gestación, que midió 53 centímetros y peso más de 3,1 kilogramos.

La autopsia que se le aplicó al bebé arrojó que el no había muerto en el parto, fue por asfixia por estrangulación. Una de las teorías es que la madre lo asfixió con la manga de una de sus camisas, que enrolló en el cuello del bebé hasta que este dejó de respirar.

 

Con información de Tabasco Hoy.

¡Anímate a comentar!

Comentarios