Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Privatizarán el agua en Baja California y subirán tarifas 20 por ciento

Las empresas privadas que manejen el suministro de agua podrán suspender el servicio después de tres meses de adeudo

La Ley Estatal de Aguas para Baja California fue aprobada con 15 votos a favor por diputados de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), dicha propuesta fue hecha por el gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid, quien está impulsando la privatización del agua.

De acuerdo con los legisladores que votaron en contra de dicha ley, la iniciativa aumentará el precio de las tarifas y permitirá suspender el servicio a quienes no paguen en un máximo de 90 días, lo cual contraviene tratados internacionales y a la Constitución mexicana.

Los diputados que votaron en contra de la ley propuesta, fueron de los partidos Revolucionario Institucional, del Movimiento de Regeneración Nacional, de Baja California y del Trabajo.

Se supone que dicha privatización busca capitalizar, mejorar, ampliar y hacer más eficientes y eficaces los servicios públicos, por lo que se autorizará concesionar dicho servicio mediante contratos por licitación o adjudicación directa al llevar a cabo asociaciones público-privadas.

Dichas concesiones serán otorgadas por el tiempo que se consideren necesarias para poder recuperar las inversiones y obtener una utilidad razonable, aunque no podrán excederse más de 30 años, sí tendrán derecho a una prórroga hasta de tres décadas más.

La nueva ley establece que a partir de 2017 las tarifas podrán aumentar en un 20 por ciento, además, dicho monto se incrementará cada año sin que se necesite la aprobación del Congreso local y cada mes será actualizado, ya que deberán considerar la inflación, la unidad de medida y actualización, la estimación del gasto corriente, así como los costos de operación fijos y variables del año.

Desde el primer día del siguiente año, la tarifa doméstica de Mexicali pasará de los 51.60 pesos por metro cúbico en el área urbana, a 66 pesos, mientras que en las zonas ejidales aumentará de 49.90 pesos a 63.80 pesos.

La tarifa de año nuevo también llegará a Tijuana, donde el metro cúbico subirá de 59.1 a 99.50 pesos, en Ensenada de 53.80 a 67.96 en la ciudad, y en la zona rural de 32.2 a 40.7, en Tecate subirá de 54.7 a 99 pesos  y en Playas de Rosarito, de 81.2 a 99 pesos.

Con información de Mientras Tanto en México

¡Anímate a comentar!

Comentarios