Celebra GPPT Incremento del 15% Al Salario Mínimo para 2021

Por José Luna

Argonmexico / Gobiernos neoliberales provocaron una caída estrepitosa en los sueldos de los trabajadores

Aumentarlos resulta fundamental para apoyar a la ciudadanía

Lamentable falta de consenso y empatía del sector patronal hacia la clase obrera

Argumento de quiebra de empresas y creación de empleos es engañosa

El aumento salarial no llevará a las compañías a la quiebra, al contrario, la ciudadanía requiere más que nunca un sueldo que le permita enfrentar con mayor fortaleza las dificultades derivadas de la crisis de salud y, al mismo tiempo, tenga acceso a una vida decorosa para sus familias, algo que el neoliberalismo les negó durante décadas.

Las y los legisladores del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT) sabemos que con la entrada de la Cuarta Transformación se buscó que el salario mínimo estuviera en concordancia a lo establecido en la Constitución Política, de ser justo y suficiente para una vida digna; por tal motivo, celebramos la decisión del Primer Mandatario, Andrés Manuel López Obrador, de incrementarlo en un 15 por ciento para 2021.

Ante este panorama, expresamos nuestro total respaldo a esta determinación y a todas las medidas que ayuden al pueblo de México. Reiteramos el  compromiso de seguir laborando en beneficio de la clase trabajadora.

Cabe destacar que con los gobiernos neoliberales se dio el capitalismo de despojo, por lo que el sueldo de los trabajadores cayó de manera estrepitosa, al punto de ser de los más bajos en América Latina, situación que generó una fuerte pérdida en su poder adquisitivo y de compra.

Es por eso que quienes integramos el PT en la Cámara de Diputados nos congratulamos por el aumento acordado por el Ejecutivo, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) y el sector obrero, ya que seguir incrementándolo es fundamental para apoyar la tan lastimada economía mexicana.

Por otro lado, lamentamos que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) no haya tenido la voluntad de consenso para aprobarlo y, sobre todo, condenamos la falta de empatía hacia la población que fue duramente castigada en sus percepciones durante el viejo régimen, bajo el argumento falaz de una inflación si se acrecentaba el salario, lo que se ha demostrado que no es verdad.

Como ejemplo tenemos que en el primer año de este sexenio, en 2019, se amplió en un 16 por ciento; en 2020, fue el 20 y no existió repercusión económica alguna, esto debido a el buen gobierno que hasta ahora ha realizado la 4T.

Coincidimos plenamente con el Presidente de la República respecto al rechazo hacia las justificaciones de los empresarios para no querer incrementar el salario de forma significativa, porque podrían darse afectaciones en las pequeñas empresas y la creación de nuevos empleos.

Advertisements

¡Anímate a comentar!

Comentarios