Con una buena digestión, jugar se vuelve más divertido

Con una buena digestión, jugar se vuelve más divertidoCon una buena digestión, jugar se vuelve más divertido

Jugar es una de las actividades que más disfrutas realizar con tu peque, sus carcajadas son el motor de tu vida, pero ¿sabías que además de compartir momentos únicos, el juego es indispensable para el sano desarrollo y crecimiento de tu hijo?

A través del juego, los pequeños descubren e interactúan con el mundo que los rodea y, a partir de los 9 o 10 meses, cuando comienzan a gatear, ¡ya nada los detiene!

Foto: Unsplash

Tal vez seguirle el paso resulte un poco agotador, pero te encantará ver como tu pequeño desarrollará su equilibrio, coordinación y reflejos; además de ganar seguridad y confianza en sí mismo.

Buena digestión, para jugar contento

Tal vez nunca antes te habías puesto a pensar en la relación entre una buena digestión y una divertida sesión de juegos con tu peque, pero no solo se relacionan sino que dependen en gran medida una de la otra.

Tu pequeño necesita tener energía para jugar, la cual obtiene de dormir bien y de los alimentos que le proporcionas; sin embargo, si no ingiere los alimentos adecuados para la etapa de maduración de su sistema digestivo, podría sentirse mal de la pancita y tener problemas para dormir; seguramente estará de mal humor y no tendrá ánimo para jugar.

Y es que, ¿quién tiene ganas de jugar cuando presenta estreñimiento, cólicos o diarrea?

Sabemos que no hay nada más importante para ti que el bienestar de tu hijo, por eso estás siempre pendiente de la sana alimentación del amor de tu vida; sin embargo, siempre es importante entender cómo funciona el sistema digestivo de nuestro pequeño y las etapas por las que está pasando.

¿Qué necesita comer mi peque?

El estomaguito de tu peque ha estado en pleno desarrollo, desde el momento en que salió de tu pancita. Los bebés comienzan tomando solo leche materna, porque deben empezar a producir enzimas capaces de procesar los alimentos y a generar los anticuerpos que necesitan para protegerse.

Durante el primer año, la leche materna es de suma importancia para la maduración digestiva de tu bebé, ya que contiene factores de crecimiento intestinal que le ayudan a desarrollar colonias de bacterias beneficiosas en sus intestinos, los famosos probióticos.

Foto: Pexels

Sin embargo, en las siguientes etapas, tu peque comenzará a probar otros alimentos y aunque haya dejado de lactar, puedes seguir ayudando a que su pancita tenga el mejor desarrollo posible.

 La combinación perfecta

 Una nutrición adecuada y tu amor son la combinación perfecta que tu peque necesita para continuar con su sano desarrollo.

Sabemos que como mamá quieres lo mejor para tu hijo, por eso, NAN® 3, la marca con 59 años de experiencia, te ayudará al bienestar digestivo de tu pequeño.

Foto: Cortesía NAN® 3

La leche de crecimiento NAN® 3 Optipro®, para tu pequeño a partir de 1 año, tiene el balance perfecto gracias a la combinación exclusiva de proteína Optipro®, probiótico L.Confortis® y los componentes bioactivos HMO.

Estos ingredientes ayudan a que tu pequeño tenga una mejor digestión, aminoran los malestares digestivos y mantienen el equilibrio de su flora intestinal.

Sabemos que amas jugar con tu peque y que disfrutas de cada minuto a su lado,  NAN® 3 entiende eso y quiere que la pancita de tu pequeño amor esté bien, para que se puedan seguir divirtiendo y aprendiendo juntos.

También te puede interesar:

  • 3 fáciles pasos para la siesta de tu peque
  • Probar alimentos nuevos, una increíble experiencia para vivir con tu peque

Contenido patrocinado.

 

The post Con una buena digestión, jugar se vuelve más divertido appeared first on Radio Fórmula.

Advertisements

¡Anímate a comentar!

Comentarios