Derrumbe deja sin hogar a una humilde mujer de LCH

Derrumbe deja sin hogar a
una humilde mujer de LCH

Todas sus pertenencias quedaron sepultadas por el lodo.

Felipe García Hernández
Las Choapas, Ver.

La vivienda que construyó con mucho esfuerzo y sacrificios hace 50 años, lo perdió en cuestión de minutos una humilde mujer de nombre, Eladia Pérez Torres.

Todo ocurrió en el ejido “La Cordobesa”, ubicado a una hora aproximadamente de la cabecera municipal de Las Choapas.

Lugar, a dónde acudimos para constatar los hechos tras enterarnos del derrumbe que ocasionó las intensas lluvias registradas por el paso del frente frío 17.

El hogar con techo de palma de coco y paredes de tablas de madera, reflejan la pobreza en la que dicha mujer y madre de 8 hijos, ha permanecido.

Ubicado en lo más alto de una loma, Eladia nunca imagino lo que ocurriría de madrugada mientras ella dormía, pues llegó el grado en que las lluvias arreciaron hasta abrir por completo el piso de tierra.

Es decir, lo partió en dos en una noche fría, tenebrosa y amenazante con causar más daño, esto la hizo despertar y levantarse rápidamente de su cama.

Y es que la fuerza del agua arrancó un enorme árbol que cayó encima de su casita y arrastró también todo a su paso, desde su colchón, mesa, sillas, ropa y hasta una pequeña bicicleta de su nieto.

Viuda desde hace 10 años, Eladia comenzó a llorar y desesperada a como pudo salvó su vida y la de sus animales de corral que alcanzó a rescatar.

Todo lo material lo perdió, se quedó sin nada, pero aún así, tuvo la fortaleza y se dió ánimos para enfrentar la horrible situación.

Actualmente ella trabaja en una “hulera” propiedad de un personaje muy conocido en el ambiente político en Coatzacoalcos, nos referimos a “Lemarroy”, donde lleva ya 20 años y en donde le pagan solo 800 pesos semanales.

Su vida desde pequeña no ha sido nada fácil, puesto que sus padres nunca le dieron estudios y la obligaban a trabajar para poder que pudiera comer.

Incluso, le decían que con saber leer y escribir era más que suficiente, así terminaría para siempre su más anhelado sueño de ser maestra.

Conforme pasaron los años, ella creció y siendo adolescente conoció a un tipo con el que se casó.

No obstante, le fue peor que con sus padres, ya que la maltrataba verbal, física y psicológicamente, sin embargo, a pesar de todo siguió con él hasta que lamentablemente se le murió.

Hoy se encuentra sóla, sin sus hijos debido a que cada quien hizo su vida, tambien clama la ayuda del gobierno municipal para volver a empezar.

Ante está triste realidad, fue el director de Protección Civil Municipal, Francisco Castillo Reyes, quien acudió de manera rápida por instrucciones del alcalde Miguel Ángel Tronco Gómez, para brindarle toda la ayuda necesaria.

Advertisements

¡Anímate a comentar!

Comentarios