Los 100 países más pequeños del mundo, ordenados de menor a mayor en un gráfico

Los 100 países más pequeños del mundo, ordenados de menor a mayor en un gráfico

Cuando observamos un mapa nuestra vista tiende a detenerse en los elementos más grandes y llamativos. Es imposible posar la vista sobre algún punto del continente euroasiático y no percibir la sombra de Rusia. Cuesta proyectar la mirada sobre el hemisferio norte y no reparar en las grandiosas dimensiones de Canadá. Oteando la parte más meridional del planeta, la singularidad de Australia jamás pasa desapercibida.

Sin embargo, el volumen de países que pueblan el planeta es mayúsculo. Más de dos centenares de estados soberanos se reparten por el globo, y no todos gozan de las mismas dimensiones geográficas o humanas. Algunos de ellos son muy pequeños. Lo suficiente como para resultar imperceptibles a golpe de vista. Tan diminutos que sólo representan un punto y seguido junto a un estado mucho más grande y reseñable; o tan encogidos que terminan confinados en rincones remotos e inhóspitos de la geografía.

Ni siquiera hablamos de la micronaciones, sino de países de verdad. Un estupendo gráfico de TitleMax ha visibilizado aquello que jamás resalta en un mapamundi. Los cien países más reducidos de nuestro planeta. El inicio del listado, de menos a mayor, es la Ciudad del Vaticano, apenas medio kilómetro cuadrado en el corazón de Roma y una auténtica rareza internacional. Le sigue poco después Mónaco, una ciudad-principado orillada en la Costa Azul francesa. Son dos casos únicos por la exclusividad urbana de su carácter.

En Europa encontramos otros más pequeños, pero con cierto paisaje natural: es el caso de Lietchenstein y de San Marino, además, en mayor medida, de Andorra. El listado contiene decenas de islas, por su naturaleza propicia para la creación de estados diminutos e independientes. Por allí aparecen los múltiples países del Pacífico Sur, desde Nauru hasta Tuvalu, pasando por las Islas Marshall. También las hay en otros océanos, como las Maldivas, en el Índico; y Granada, en el Atlántico. En Europa, la isla más pequeña y autónoma es Malta.

Todas ellas son naciones diminutas, imperceptibles. Entran en la primera categoría del gráfico, la de países extraordinariamente pequeños. Hay otra: la de estados con una superficie ya destacable que, por un motivo u otro, histórico o geográfico, quedaron reducidos a una porción limitada del continente. En Europa el ejemplo más evidente de esto es Luxemburgo, pero también Montenegro, Eslovenia, Macedonia o incluso Grecia, la mayor de las 100 naciones más reducidas del mundo.

En otros países hay ejemplos a raudales. África tiene rarezas tan llamativas como la de Gambia (país creado en las riberas del río homónimo, y enclaustrado dentro de Senegal); Asia, Brunei, compartiendo isla y espacio con la gigantesca Indonesia; y América, El Salvador o Guyana, dos estados que se las arreglaron para resultar enanos en el continente donde los nuevos estados pudieron expandirse hasta el infinito y más allá.

En cualquiera de los casos, el gráfico ofrece un rincón muy interesante para todo apasionado a los mapas y a la geografía, en el sentido de que visibiliza lugares del mundo que tradicionalmente son imperceptibles en el Gran Escenario de la humanidad. O de cualquier mapamundi. Si quieres verlo a máxima resolución, puedes hacerlo aquí.

países más pequeños


La noticia

Los 100 países más pequeños del mundo, ordenados de menor a mayor en un gráfico

fue publicada originalmente en

Magnet

por
Mohorte

.

Advertisements

¡Anímate a comentar!

Comentarios