México mejora en percepción de corrupción, pero sigue como el peor país de la OCDE

Corrupción-mexicanaCorrupción-mexicana

Durante el año pasado México mejoró la percepción de corrupción al escalar seis puestos en el Índice de Percepción de Corrupción 2020, pero se mantiene como el peor evaluado entre los integrantes de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

El índice elaborado por la organización Transparencia Internacional muestra que México pasó del sitio 130 en 2019 al 124 en 2020, por lo que mejoró 2 puntos en la evaluación anual que incluye a 180 países.

México se mantuvo por debajo de la media en cuanto a los países mejores evaluados en 2020 al sólo obtener 31 de 100 puntos posibles, por lo que se situó en el mismo nivel que Bolivia, Kenia, Kirguistán y Pakistán, pero fue el peor calificado entre las 37 naciones que componen la OCDE.

El país no se ha recuperado de su mejor evaluación que alcanzó en 2014, cuando reportó 34 puntos, pero desde 2018 ha mejorado su ubicación, pese a que su variación de puntajes no ha sido significativa.

De acuerdo con Transparencia Internacional, entre 2016 y 2019 ninguno de los casos de corrupción transnacional que involucran a funcionarios y empresas mexicanas fueron sancionadas en México, por lo que se mantiene latente el riesgo de impunidad por no existir sanciones por parte de las autoridades hacia los responsables.

México sólo superó en el índice de percepción de corrupción a Rusia entre las naciones que conforman el G-20, mientras que Dinamarca, Nueva Zelanda y Finlandia fueron las que encabezaron el estudio como las mejores evaluadas con calificaciones por encima de los 88 puntos y las naciones que menor puntaje obtuvieron fueron Sudán del Sur y Somalia con 12 unidades cada uno.

Por ello, el organismo internacional recomienda a México fortalecer los mecanismos de anticorrupción como la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI).

En el caso de la ASF considera que se debe fiscalizar el gasto público en tiempo real, principalmente el gasto en salud y los programas sociales y la reactivación económica, mientras que en el INAI debe garantizar el principio de máxima publicidad en salud pública, educación y reactivación económica relacionadas con los efectos de la pandemia de Covid-19.

Asimismo, exhorta a que la Fiscalía General de la República (FGR) y otras instituciones de impartición de justicia entregar resultados concretos como la recuperación de activos desviados de actos de corrupción y asegurar la reparación del daño a las víctimas para delitos relacionados con los actos de corrupción.

Al respecto, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció en conferencia de prensa mañanera que México ha mejorado su percepción de corrupción en la actual administración federal, aunque aún se encuentra lejos de la meta establecida por el presidente Andrés Manuel López Obrador de situarse en los primeros lugares al final de su gobierno.

En su informe sobre Derechos Humanos, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU-DH) alertó que existe una alta presencia de corrupción en el país que ha mermado la rendición de cuentas y la transparencia en el servicio público y cuyas autoridades no han aplicado las suficientes sanciones a los responsables de los actos de corrupción.

The post México mejora en percepción de corrupción, pero sigue como el peor país de la OCDE appeared first on Radio Fórmula.

Advertisements

¡Anímate a comentar!

Comentarios